Iturgaiz: “El pacto educativo está zozobrando mientras el Gobierno Vasco intenta que no se hunda”

BILBAO, 20 Nov. (EUROPA PRESS) –

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, ha afirmado que el pacto educativo está “zozobrando” y ha considerado que el Gobierno Vasco está intentando que “no se hunda”, pese a que se trata de un acuerdo que “ataca a los colegios concertados y al castellano”.

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el dirigente popular ha insistido además en la necesidad de desarrollar una reforma fiscal y ha advertido que si no se aceptan sus planteamientos, el grupo PP+Cs enmendará a la totalidad los Presupuestos vascos.

Tras advertir que la mayoría de las familias vascas optan por la educación concertada, ha subrayado que el pacto educativo está “zozobrando por las acusaciones de sus integrantes, que se están tirando los trastos a la cabeza”.

“Estamos ante una ópera bufa donde los actores están claros. Por un lado Podemos, que se siente humillado; por otro el PNV que va de pícaro listo; el PSE ni está ni se le espera, y por otro lado EH Bildu que es la orquesta que desde el comienzo ha dicho que en el pacto educativo, al ser sus muñidores, tocan con sordina. No les interesa que se rompa”, ha afirmado.

A su juicio, todo lo que sea apoyar y defender la educación concertada de los ataques “del bloque de izquierdas y ultraizquierda” supone “una muy buen noticia”, por lo que el Partido Popular apuesta por “defender la enseñanza pública y concertada en términos iguales, lo que supone defender la libertad de los padres para elegir”.

“Hemos conseguido evidenciar la zozobra de este nefasto pacto educativo amañado desde el comienzo entre PNV y EH Bildu. Es un pacto que no está con la realidad social de Euskadi ya que un poco más de la mitad de las familias eligen la concertada”, ha reiterado.

Por otro lado, ha considerado que el Gobierno Vasco parece que no quiere llegar a un acuerdo con el PP de tal forma que cuando el consejero Bingen Zupiria dice que el compromiso del Ejecutivo es cumplir el pacto “de pe a pa” es “un mensaje que manda a EH Bildu”, pese a que se trata de un pacto para “atacar a los colegios concertados y al castellano”.

De este modo, ha atribuido al ofrecimiento del Gobierno Vasco a PP+Cs para ampliar la enseñanza concertada a las aulas de dos años “la reacción del resto de partidos”. “Por eso zozobra el pacto y ahora intentan que no se hunda”, ha insistido.

BAJAR IMPUESTOS

Por otro lado, ha sostenido que puede que Euskadi no esté en recesión, “pero los bolsillos de las familias vascas sí que lo están” y por ello es necesario ayudarlas, “aliviando la fiscalidad e intentando apoyar a quienes peor lo pasan, a los trabajadores en general”.

En este sentido, ha lamentado que desde el Gobierno Vasco se afirme que ahora no toca bajar impuestos y que es “un planteamiento que corresponde a las Juntas Generales”.

“¿Y la deflactación que también tocaba a las Juntas pero se puso en la foto Urkullu y el Gobierno Vasco? De la misma manera que han hecho la deflactación también lo pueden hacer con el alivio fiscal”, ha argumentado, al tiempo que se ha cuestionado por qué hay que esperar a después de las elecciones para hacerlo, cuando es ahora cuando “las familias lo están pasando mal”.

Asimismo, no ha descartado que el grupo PP+Cs presente una enmienda a la totalidad a los Presupuestos vascos de 2023. “Si nuestras propuestas no las aceptan habrá enmienda a la totalidad. Hasta el último segundo se puede llegar a un acuerdo. Pongo todas las herramientas posibles encima de la mesa para llegar a un acuerdo de país”, ha añadido.

SANIDAD

Además, ha advertido que existe “un grave problema en Osakidetza” que se lleva arrastrando desde la pandemia. En este sentido, ha alertado de las dimisiones habidas en la sanidad vasca por parte de “directores y altos funcionarios” y de la situación en que se encuentra la atención primaria.

“Ahora hay un escándalo con Basurto y el traslado a Cruces de la cirugía cardiaca. El mismo alcalde de Bilbao ha tenido que mediar y decir que no lo ve claro”, ha asegurado.

Por último, ha considerado que entre PNV y EH Bildu se produce “un ataque de celos”, ya que ambas formaciones “van a Madrid a intentar que sea un zoco en el que todo se compra y vende”. “Esto ocurre porque se lo permite Pedro Sánchez, al que, con tal de seguir en La Moncloa, le da igual. Nos arruina el país”, ha zanjado.

Iturgaiz: “La futura ley de educación expulsa al castellano e impone el nacionalismo obligatorio”

 “La obsesión nacionalista de subordinar la educación a la euskaldunización hipoteca la competitividad de nuestros jóvenes en el mundo globalizado”
 “El PNV redacta esta nueva Ley de Educación al dictado de Bildu y Otegi”
 “No permitiremos que el Gobierno Vasco dilapide en el adoctrinamiento nacionalista el mayor gasto por alumno de todas las CCAA españolas”
 “Necesitamos una escuela vasca que eduque en valores, alejada del sectarismo y que proteja a la concertada”

8 noviembre, 2022.- “La futura Ley educativa que prepara el Gobierno Vasco persigue el adoctrinamiento nacionalista más que la preparación y capacitación de los más jóvenes”. Así lo ha manifestado hoy el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, en el acto de clausura de la convención sectorial de educación organizada por el Partido Popular y que bajo el título Educación, a la altura de un
gran país se ha desarrollado en el Palacio Euskalduna de Bilbao.
Durante su intervención, Carlos Iturgaiz ha alertado del reto que tienen por delante las nuevas generaciones vascas a las que, a su entender, no se les está proporcionando las herramientas necesarias para ganar el futuro.


“El informe PISA, ha dicho, nos pone en nuestro lugar una vez tras otra: por detrás de la media de las CC.AA., y cerca de cola en muchos indicadores. Por tanto, en el resto de España, la próxima generación será más competitiva, incluso mejor preparada que la nuestra. Pero al PNV no le importa. Nos han convertido en un reducto al que el talento ajeno ni se plantea venir y el propio se escapa en cuanto puede. Como se ve, un futuro prometedor”.


“Un gobierno obsesionado con la pureza lingüística que fracasa en el intento. Hace pocos meses, un informe de la propia Administración vasca señalaba que el modelo mayoritario, el D -íntegramente en euskera, con el castellano como asignatura-, obtiene sus peores resultados en el objetivo de formar alumnos bilingües. Y parecido el modelo B. Lo asombroso es que, en vez de reconocer errores, asumir responsabilidades o cuestionar la metodología… ¿Qué ha decidido el gobierno vasco? Echar la culpa a las familias… ¡porque hablan castellano en casa! ¿Y la solución? Condicionar la lengua de uso de nuestros hijos, también fuera de las aulas. Es decir, más ingeniería social, más imposición, otra vuelta de tuerca nacionalista. No permitiremos, señala el presidente del PP vasco, que el Gobierno Vasco dilapide en el adoctrinamiento nacionalista el mayor gasto por alumno de todas las CCAA españolas”


“Para el PNV el euskera lo arregla todo, es la medida de todo en la educación, un error que desde el PP vasco no nos cansamos de reiterar. Pero tampoco, advierte Carlos Iturgaiz, dejaremos de reivindicar que la nueva Ley de Educación esté alejada de sectarismos, que contemple la libertad de elección de centro y libertad de elección de la principal lengua vehicular; que contenga un sistema de indicadores de resultados académicos; la consideración del profesorado como autoridad pública en el ejercicio de sus funciones; financiación tanto para centros públicos como concertados, gratuidad de libros de texto y gratuidad de la educación infantil.”

“Y por supuesto, ha subrayado Iturgaiz, una educación en valores, imposible hoy al diseñar el gobierno vasco la nueva ley de educación con Bildu. Y es que poco respeto a la convivencia, o hacia quien piensa distinto, pueden aportar quienes ni siquiera condenan el terrorismo de ETA”.


“¿Qué padres, ha dicho, dejarían el diseño de la educación de sus hijos a quien justifica actos terroristas? Pues el gobierno vasco pretende confeccionar el futuro educativo de nuestros hijos con quienes aplauden el acoso a la Ertzaintza, o no condenan las palizas a gente del PP; con quienes cada día enarbolan el discurso de la justificación de los terroristas. Está claro que el PNV está redactando esta
nueva Ley con lo que le dictan Bildu y Otegi.”
 
Para el presidente de los populares vascos, al modelo educativo que defienden PNV y Bildu “sólo le importan dos aspectos: lengua y patria, es decir imposición del euskera, desaparición del castellano y nacionalismo obligatorio. Buscan imponer un modelo nacionalista de educación. Y amenazan con una inmersión lingüística sin límite para conseguir la conversión obligatoria al nacionalismo de todos nosotros. Persiguen en definitiva, el adoctrinamiento político por imperativo legal.”

PP está “dispuesto” a hablar sobre presupuestos pero pide al Gobierno Vasco que diga “con quién quiere aprobarlos”

BILBAO, 31 Oct. (EUROPA PRESS) –

La secretaria general del PP vasco y parlamentaria de PP+Cs, Laura Garrido, ha afirmado este lunes que su formación está “dispuesta” a sentarse a hablar con el Gobierno Vasco sobre el proyecto de presupuestos para 2023 que ha presentado, aunque ha pedido al Ejecutivo y, “especialmente”, al lehendakari, Iñigo Urkullu, que diga “con quién quiere aprobarlos”.

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Garrido ha señalado que, aunque gobierna con mayoría absoluta, Urkullu siempre ha defendido que “hay que ampliar los acuerdos”, pero que, “cuando llega el día de la verdad, como ya sucedió el pasado año, acuerda con Bildu”.

“Todavía no nos han llamado. Los estamos estudiando y, en base a ese análisis, decidiremos qué haremos. Estamos dispuestos a hablar, siempre lo hemos estado, pero el Gobierno Vasco y, especialmente, el lehendakari Urkullu, deben decir con quieren acordar ampliar los presupuestos”, ha insistido.

Así, la dirigente popular ha indicado que, cuando se reúnan con el Ejecutivo, plantearán sus propuestas, entre las que destaca la rebaja de impuestos que, en su opinión, sería “muy conveniente en estos momentos”, ya que “con la deflactación no es suficiente, y encima ha llegado tarde”.

En este sentido, ha destacado que el Gobierno Vasco tiene “más de 2.000 millones de euros como remanente” y que las diputaciones forales han recaudado un 10% más en los últimos meses, un dinero que, a su juicio, “debería estar en los bolsillos de los ciudadanos y no en la administración”.

“No tiene sentido que mucha gente se vaya a otros territorios a invertir porque aquí no se dan las oportunidades para ello. Mucha gente se va en estos momentos a Madrid o a Andalucía a hacer sus inversiones, y por eso sería conveniente plantear un escenario claro para que las empresas inviertan, y eso se hace bajando impuestos, como ya han hecho en otros lugares”, ha explicado.

Asimismo, Garrido ha lamentado que, “según muchos informes empresariales”, Euskadi “no es un lugar atractivo para incentivar las inversiones y para que permanezca el talento” y que, por ello, los empresarios “piden una fiscalidad competitiva para impulsar nuestra economía, para que nuestras empresas sean competitivas y para que la inversión no se vaya”.

Además, la dirigente popular ha considerado que, si se bajan los impuestos, las administraciones públicas “recaudan más dinero porque se crea empleo”. “Cuando se bajan los impuestos, el escenario cambia completamente especialmente para las empresas y los ciudadanos, porque se crea empleo, suben las cotizaciones y, por lo tanto, todas las administraciones tienen más dinero para garantizar los servicios públicos. Lo que no tiene sentido es que el Gobierno Vasco mantenga en sus bolsillos ese remanente, mientras los ciudadanos están en una situación grave”, ha asegurado.

REFORMA RGI

Por otro lado, Laura Garrido ha señalado que aún no conocen todos los términos del acuerdo alcanzado por el Gobierno Vasco y Elkarrekin Podemos-IU sobre la futura Renta de Garantía de Ingresos (RGI), aunque ya ha adelantado que los planteamientos de la formación morada y los del PP “siempre han sido totalmente contrarios”.

Así, ha considerado que rebajar la edad de percepción de la RGI de los 23 a los 18 años es “un error” y que va a ser una “mala” decisión, ya que, en su opinión, “no enviamos a los jóvenes el mensaje que debemos enviarles, que es el del trabajo, y no el de recibir una renta”.

“Necesitamos un sistema justo, efectivo y que tenga controles. Las personas que reciben una ayuda deben tener una opción de entrar e el mercado laboral, y este sistema ha fracasado. No podemos conformarnos con dar una renta básica, sino que debemos garantizar que todas las personas que estén dentro de ese sistema vayan a tener opciones de trabajar”, ha explicado.

PNV

Por otro lado, la secretaria general del PP vasco ha afirmado, en relación a la reunión que mantuvieron la pasado semana el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, que “siempre” ha mantenido relaciones con la formación jeltzale y que hay que ver “con normalidad” dicho encuentro.

“Parece que, según dijo el propio Núñez Feijóo aquí la pasada semana, quedaron claros los puntos que tienen en común en muchas cuestiones, aunque también quedó claro que en otros temas básicos existen grandes diferencias”, ha señalado.

Laura Garrido Knörr: “El Gobierno Vasco se podemiza al acordar con E-Podemos la Ley de la RGI y desincentiva el trabajo”

Considera que, con la rebaja de la edad a los 18 años, se da a los jóvenes un mensaje “contrario” respecto al acceso al mercado de trabajo

VITORIA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) –

La Secretaria General del PP vasco, Laura Garrido Knörr, ha denunciado que con el acuerdo alcanzado con Elkarrekin Podemos-IU para apoyar la reforma de la Ley de la RGI (Renta de Garantía de Ingresos) “el Gobierno Vasco se ‘podemiza’, girando a las posiciones de Podemos” y ha denunciado que al bajar la edad de 23 a 18 años para acceder a la prestación, se introduce “un cambio sustancial del sistema de protección”, que va a ser “claramente desincentivador para el acceso al mercado de trabajo”.

En una rueda de prensa celebrada en el Parlamento Vasco, Garrido ha criticado el acuerdo alcanzado entre Elkarrekin Podemos-IU y el Gobierno Vasco para apoyar la Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión.

Para Garrido, “con este acuerdo, nuevamente el PNV, el PSE y Podemos se mimetizan tanto en Madrid como en Vitoria; en el Gobierno de España, como en el Gobierno vasco”.

La también portavoz en la Comisión de Trabajo y Empleo del Parlamento Vasco ha insistido en que “el mismo tripartito que está decidiendo las políticas en Madrid, las está decidiendo en Vitoria al acordar una ley fundamental, una ley que es clave, una ley que es de las más importantes que se van a aprobar en este Parlamento en esta legislatura”.

Tras señalar que este proyecto de ley “tenía que haberse aprobado hace ya algunas legislaturas”, ha acusado al Gobierno de Urkullu de “incumplir reiteradamente el compromiso de modificar el sistema de protección de Euskadi”.

La Secretaria General de los populares vascos ha añadido que “Este proyecto de ley llega tarde y, además, este acuerdo va en la dirección contraria a lo que nosotros entendemos que tiene que ser configurar un sistema de protección social justo, sostenible y dirigido a la empleabilidad y a dar oportunidades a las personas que están percibiendo una renta de garantía de ingresos”.

Laura Garrido también ha criticado que este acuerdo muestra “la opción del lehendakari cuando habla de ensanchar acuerdos fundamentales de país”. “Los mismos que están decidiendo las políticas en Madrid las están decidiendo en Vitoria y el Gobierno de Urkullu elige claramente a Podemos”, ha insistido.

En este sentido, ha denunciado que “el Gobierno Vasco se ‘podemiza’, girando a las posiciones de Podemos, que van en dirección absolutamente contraria a las políticas que el PP ha defendido en esta materia”. “Creemos en un sistema de protección en el que estén las personas que realmente lo necesitan y dirigido a que esas personas que están en el sistema puedan encontrar lo más pronto posible una oportunidad de futuro y un trabajo”, ha explicado.

Para Garrido, la rebaja de la edad de perceptores de 23 a 18 años es una medida que va “en dirección claramente contraria a la esencialidad del sistema de protección en Euskadi” y cree que estas políticas “no son beneficiosas para los ciudadanos vascos”.

IMPACTO ECONÓMICO DE LA MEDIDA

Asimismo, la Secretaria General del PP vasco ha criticado que “no se conoce el impacto económico de esta medida” y ha insistido en que se trata de “un cambio sustancial del sistema de protección”, que va a ser “claramente desincentivador para el acceso al mercado de trabajo”.

“A los jóvenes hay que darles un mensaje muy claro. Hay que decirles desde las administraciones públicas que tienen que formarse, que las administraciones van a implementar todos los medios y todas las medidas que sean necesarias para ello. Con la rebaja de la edad a los 18 años, se está dando claramente un mensaje en sentido contrario”, ha asegurado.

Por ello, ha anunciado que las enmiendas del PP estarán dirigidas a configurar “un sistema justo, para que estén en el mismo las personas que realmente tienen que estar, las personas que realmente necesitan una ayuda social”; que sea sostenible en el tiempo; y efectivo en la configuración del doble derecho: a la prestación “pero también el derecho a que las personas que reciben una ayuda económica se puedan incorporar a la mayor brevedad posible al mercado de trabajo”.

“Con este acuerdo se está dando el mensaje contrario y se está configurando un sistema que precisamente lo que hace es desnaturalizar ese doble derecho: el derecho a recibir una prestación, pero también el derecho a buscar y encontrar un trabajo”, ha concluido.

Laura Garrido Knörr: “Sorprende que PNV siga apoyando a un gobierno en caída libre, viendo como están las cosas”

BILBAO, 1 Ago. (EUROPA PRESS) –

La secretaria general del PP vasco, Laura Garrido, ha reconocido que sorprende que, “a estas alturas de la película y viendo como están las cosas”, el PNV siga apoyando al Gobierno de Pedro Sánchez, un ejecutivo “en caída libre y en descomposición, cuya prioridad es mantenerse en el poder” como presidente de “un gobierno dividido y alejado de los problemas de los ciudadanos”.

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Garrido, tras afirmar que en los dos años de legislatura en Euskadi, “se ha roto claramente el mito de la buena gestión del PNV”, ha asegurado que el PP vasco siempre tiene un “ánimo constructivo” para poner “soluciones encima de la mesa”.

Sin embargo, ha lamentado que, ante los planteamientos de los populares al inicio de la legislatura y ante posibles pactos en ejes “absolutamente prioritarios”, el Lehendakari, Iñigo Urkullu, “nos dio la espalda, y eso que estaba todo el día hablando de ensanchar los acuerdos, desde luego con el Partido Popular no”.

Según ha dicho, cuando el Gobierno de Urkullu “ha tenido ocasión, se ha acercado a EH Bildu y a Podemos claramente”. En ese sentido, ha recordado que, en los últimos presupuestos, “sin ser necesario, tuvo el apoyo de Bildu en forma de abstención”, mientras que el PP recibió “·el portazo” a sus enmiendas, cuando “entre 1.500, alguna buena habría”.

Garrido ha asegurado que el PP seguirá “con ese ánimo constructivo, dentro de la exigencia que lleva a tener siendo la única alternativa clara en el Parlamento vasco al gobierno del PNV y del PSE”.

En esa línea, ha considerado que el PP vasco tiene “deberes muy importantes” porque tienen “la responsabilidad de que realmente los ciudadanos nos vean como esa alternativa”. Para Garrido, los populares tienen “una oportunidad” porque “está claro que de que hay un hartazgo” en relación a las políticas que se están poniendo en marcha por parte del Gobierno de Pedro Sánchez y Unidas Podemos que “apoya el PNV”.

El PNV, ha criticado, es “sostén” del Gobierno de Sánchez y, según dijo este pasado domingo el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, “van a seguir apoyándolo”. A su entender, “sorprende mucho que el PNV, a estas alturas de la película y viendo cómo están las cosas siga apoyando a un gobierno que está en caída libre, en descomposición y que su prioridad es mantenerse en el poder”.

Laura Garrido ha afirmado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “hace política simplemente para permanecer en el sillón de la Moncloa, como presidente de un gobierno dividido y que está alejado de los problemas de los ciudadanos”, lo que “no es de recibo”. En su opinión, “los ciudadanos en su conjunto y los ciudadanos vascos no nos merecemos este tipo de políticas que nos están llevando a una situación delicada, en donde en todos los indicadores estamos peor que en Europa”.

Ante los pactos con EH Bildu o la entrada de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición, Garrido ha censurado que “faltar la verdad es la seña de identidad” de Sánchez que “no tiene ninguna credibilidad” “es capaz de pactar su propia supervivencia con el radicalismo y con aquellos que quieren destruir nuestra democracia, nuestras instituciones y que, a día de hoy, no han condenado el terrorismo de ETA”.

TRASFERENCIAS
Por otro lado, la dirigente popular ha criticado que el PNV “se sigue mirando al ombligo” y “se les llena continuamente la boca en pedir transferencias pero, luego, cuando nos ha venido a la transferencia, por ejemplo de la gestión de las cárceles de los centros penitenciarios, pues está siendo un fracaso, y no porque lo diga el PP vasco los propios indicadores, y no se está altura a la altura de las circunstancias, con falta de personal y dimisiones”.

Preguntada si un Gobierno presidido por Alberto Nuñez Feijóo se comprometería a un calendario de transferencias como ha hecho el Ejecutivo de Pedro Sánchez, ha abogado por actuar con “prudencia” porque no saben “los pacto ni la letra pequeña mejor de los pactos que puede haber detrás de esas transferencias”.

En cualquier caso, ha apelado a “saber en dónde estábamos y dónde estamos ahora no” y cree importante sentirse “satisfechos del nivel de autogobierno alcanzado”. “Se puede avanzar en esa materia, pero con un absoluta lealtad tanto a la Constitución, como al Estatuto de Gernika como ley orgánica”.

Laura Garrido ha afirmado que “habría que estar más centrado en solucionar los problemas de los ciudadanos, en este caso de los vascos, que son muchos, como la inflacción”.

DEFLACTACIÓN
En ese sentido, ha valorado las medidas contra la inflación anunciadas por el Gobierno Vasco y las tres diputaciones, entre ellas la deflactación de un 4% en todos los tramos del IRPF un 4% a partir del mes de septiembre.

Tras remarcar que, “para hacer frente a una situación económica delicada hay que dar certezas” y el PNV “no puede dar ninguna certeza cuando está mimetizado con el Gobierno de Sánchez y Podemos”, Garrido ha dicho que “no se entendía y se sigue sin entender que teniendo nuestro Concierto Económico no se utilizará para beneficiar a los ciudadanos, en este caso, vascos”. “Ahora -ha criticado- se han hecho una serie de propuestas que llegan tarde y son insuficientes”.

No obstante, ha reconocido que “se ha podido adoptar una medida que puede paliar en cierta medida la situación y el efecto de la inflación, pero para nada es suficiente y llega tarde”.

“Cuando en los primeros meses las diputaciones han recaudad un 9% más y cuando existen remanentes entre todas las instituciones vascos por importe de 2.000 millones de euros, no se pude explicar que mientras los ciudadanos lo están pasando mal y no tienen dinero en los bolsillos las arcas públicas estén llenas”, ha dicho, para considerar que “ha faltado ambición y valentía”.

En ese sentido, ha afirmado que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es “un ejemplo de buena gestión, de bajar impuestos y de generar riqueza” y que le gustaría que el Gobierno vasco y el Lehendakari “se miraran en espejos que funcionan”.

Además, ante las declaraciones del nuevo portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi Lópéz, quien calificó la deflactación del 4% en el IRPF de ‘anti progresista’, Laura Garrido ha dicho que le llama la atención que Patxi López “habiendo sido el lehendakari y un miembro destacado del Partido Socialista de Euskadi, ahora con responsabilidades en el Congreso de los Diputados, no defienda lo que es el Concierto Económico”.

En Euskadi, ha destacado, “tenemos mucho más margen de actuación que en otros ámbitos, pero, en otros ámbitos teniendo menos herramientas y no teniendo una herramienta propia pues parece que las cosas las están haciendo mucho mejor que aquí no y se están creando las condiciones para atraer riqueza e inversión y para generar confianza”. “Y eso es lo que tienen que hacer las personas que tienen la responsabilidad de gobernar y no ahuyentar el talento y dejar que se vayan las empresas, porque así nos empobrecemos”, ha criticado.

PP dice que la “falta de controles” del Gobierno vasco posibilitan los abusos como el fraude detectado en Lanbide

BILBAO, 7 Jun. (EUROPA PRESS) –

El PP vasco ha afirmado que la “falta de controles” del Gobierno vasco posibilitan “abusos” como el fraude detectado en el sistema de ayudas sociales en Euskadi y, por ello, ha reclamado “controles efectivos para que el sistema no sea un coladero para aquellos que quieren abusar del mismo”.

A través de la redes sociales, los populares difunden un vídeo de la secretaria general del PP vasco, Laura Garrido, denunciando este nuevo “escándalo” de la RGI, tras conocerse la detención de 23 personas en Bizkaia en una operación de la Policía Nacional contra una trama de falsificación de documentos para cobrar la Prestación Complementaria de Vivienda (PCV) y la Renta de Garantía de Ingresos, que habría desfalcado más de un millón de euros.

A su juicio, es “una estafa a todos los vascos con el dinero de sus impuestos” y supone “un fraude al sistema de ayudas sociales”. Según los populares, la “falta de controles” del Gobierno de Urkullu “posibilita estos abusos”. “¿Cuánto fraude más se habrá cometido y no conocemos?”, se ha preguntado.

En este sentido, el PP vasco ha asegurado que la “ausencia de control” es “un ejemplo más de la mala gestión del Lehendakari Urkullu y de su Gobierno”, y ha añadido que los vascos están “ya más que hartos de que no controlen los abusos que se cometen con el dinero de sus impuestos”.

En un vídeo, la secretaria general del PP vasco, Laura Garrido, ha indicado que, además de solicitar “las explicaciones pertinentes”, su partido va a pedir “controles efectivos para que el sistema no sea un coladero para aquellos que quieren abusar del mismo”.

“Así entendemos en el PP la solidaridad, un sistema de ayudas sociales justo en el que estén los que realmente las necesitan”, ha afirmado Garrido.

Por su parte, el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzábal ha señalado que la gestión del PNV de las ayudas sociales es “vergonzosa”. “Millones de euros defraudados por la falta de controles que el PP lleva diez años denunciando, mientras ellos lo niegan y nos llaman xenófobos. ¿Quién se responsabiliza?”, ha cuestionado. Además, ha asegurado que no olvidan que, por pedir “más control frente a los abusos”, les llamaron “racistas y xenófobos”.

Iturgaiz insta al PSE a hacer “todos los esfuerzos” para que el nuevo estatus “no sea una realidad”

BILBAO, 6 Jun. (EUROPA PRESS) –

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, ha instado al PSE-EE a hacer “todos los esfuerzos” para que “no sea una realidad” un nuevo estatus, reclamación tras la que, a su juicio, se “esconde la deriva independentista”, y ha advertido de que colocaría a la sociedad vasca “en el precipicio”. Asimismo, ha defendido que “la verdadera geometría variable” en Euskadi y en el resto del Estado es la que se “debe hacer entre los demócratas”, en referencia a EH Bildu.

Iturgaiz se ha reunido este lunes con el secretario general del PSE, Eneko Andueza, dentro de la ronda de contactos que el líder socialista inició con sindicatos, organizaciones empresariales y partidos políticos tras su designación. El encuentro entre ambas formaciones, anunciado inicialmente para el mes de febrero, fue suspendido tras el acuerdo que los socialistas alcanzaron con EH Bildu en la localidad alavesa de Iruña de Oca.

La delegación socialista ha estado encabezada por su secretario general, Eneko Andueza, acompañado del secretario de Organización, Miguel Ángel Morales, y de la secretaria de Política Institucional, Begoña Gil. Por su parte, Iturgaiz ha liderado la delegación de la formación popular, acompañado por la secretaria general, Laura Garrido, y del coordinador general, Borja Corominas.

A la finalización de la cita, desarrollada en la sede del PP de Bilbao, el presidente de los populares vascos ha reconocido que el acuerdo en Iruña de Oca entre socialistas y coalición soberanista “escoció y sigue escociendo” a una formación popular que, hasta aquel momento, había dado “plena estabilidad”, frente a un partido como EH Bildu que “justifica los ataques a militantes del PP”.

Por otro lado, Carlos Iturgaiz ha valorado que la reunión con los socialistas se haya desarrollado en un “ambiente cordial y distendido”, y ha subrayado que hay cosas que unen a ambos partidos. Entre estas, ha destacado la defensa del Estatuto de Gernika como “punto de encuentro de la sociedad vasca”.

“También nos une la oposición a la deriva independentista que esconde el nacionalismo vasco tras el nuevo estatus”, ha alertado. A su juicio, el PSE debe así “ayudar” para que el nuevo estatuto “no sea una realidad”, por ser “independentista y rupturista”.

Tras recordar que el PSE conforma el Gobierno Vasco junto al PNV, Iturgaiz ha afirmado que ha pedido a Andueza que haga “todos los esfuerzos para que el PNV y el lehendakari desistan definitivamente de colocar a la sociedad vasca en el precipicio al que llevaría un estatuto soberanista”.

“Los vascos necesitamos tranquilidad. Ya les gustaría a los ciudadanos de Córcega tener la mitad de la mitad de la mitad del estatuto de autonomía que tiene el País Vasco. No hay que buscar prospecciones e imágenes en otros lugares”, ha aseverado.

En esta línea, y tras destacar que desde las filas socialistas se les haya trasladado que están “en esa posición”, el líder de los populares vascos ha advertido de que en las últimas semanas se ha podido ver “un tira y afloja” entre PNV y PSE-EE en esta cuestión, de forma que se están “electrocutando algunas posiciones”. “Yo quiero un Partido Socialista que no haga cosas raras”, ha añadido.

“LO QUE NOS SEPARA”

El dirigente del PP vasco ha reconocido, no obstante, que también hay cuestiones que “separan” a populares y socialistas, entre ellas su “obsesión por pactar, normalizar, blanquear” a EH Bildu, el “partido que dirigen los jefes de ETA”.

“Creemos que es una estrategia errónea, tanto en Euskadi como en el resto de España. La verdadera geometría variable es la que se debe hacer entre los que somos demócratas, y no con quienes no lo son”, ha argumentado, para añadir que “hacer política con los enemigos de España es una verdadera inmoralidad por parte de Pedro Sánchez”.

Respecto al emplazamiento que le ha trasladado el secretario general del PSE, Eneko Andueza, para alcanzar acuerdos de país en el Parlamento vasco, Iturgaiz ha indicado que el PP “siempre está abierto al diálogo y a posiciones constructivas de país”.

No obstante, ha advertido que serán “exigentes” en “lo que no funciona”, así como para no “ideologizar o adoctrinar en determinados planteamientos de país”. “Todas aquellas leyes que presente el Gobierno donde quieran y puedan contar con el PP nosotros vamos a estar ahí”, ha afirmado.

En este contexto, ha lamentado que el Ejecutivo vasco haya “querido acordar desde el principio” la Ley de Educación con EH Bildu, “un partido legal, pero no democrático”. “Siempre estamos dispuestos a dialogar y hablar, pero si quieren contar con nuestras posiciones y no cierren las puertas a nuestros planteamientos”, ha finalizado.