PP presenta al Gobierno Vasco una propuesta por cerca de 630 millones de euros para negociar los Presupuestos de 2024

VITORIA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) –

El parlamentario del PP Luis Gordillo ha informado este jueves que han trasladado al consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, una propuesta para acordar los presupuestos para 2024, por cerca de 630 millones de euros, que esperan sea valorada por el Departamento de Economía y Hacienda, aunque ha criticado que el consejero “abra una ronda de negociaciones y descarte posibles acuerdos antes de conocer las propuestas que se puedan enviar”.

“Esto comenzó con una ronda de consultas en mitad de una sesión parlamentaria, y creo que el PNV y su socio el PSE, tenían bastante prisa por ventilar este momento presupuestario. Ellos tienen ya una mayoría absoluta que les garantiza sacar el presupuesto en los términos que lo han presentado”, ha recordado.

En declaraciones a los medios de comunicación en la Cámara vasca durante la celebración del pleno ordinario, Gordillo ha informado de que su grupo ha enviado este jueves al Gobierno Vasco un documento con los “asuntos” que el PP considera que es “absolutamente indispensable y necesario dar una respuesta rápidamente”.

Gordillo ha criticado que las conversaciones presupuestarias de este año “han resultado un tanto anodinas, distintas de lo habitual”, ya que “no se han celebrado en la sede del Gobierno” y ha defendido que “las formas son muy importantes en política y, sobre todo, en un asunto tan importante como este”.

Según ha explicado, en el documento enviado al Gobierno, el PP señala que en la situación económica actual con un “exceso tan grande de recaudación fiscal”, considera importante establecer medidas que “alivien la presión fiscal sobre las familias y sobre las empresas”.

“El Gobierno, de acuerdo con las diputaciones forales, ha establecido una pequeña deflactación de siete puntos y medio aproximadamente. Nosotros lo que proponemos es equiparar la deflactación a la subida real del IPC”, ha informado subrayando que esta propuesta de los populares en el apartado de ingresos ronda los 300 millones de euros.

Gordillo ha explicado que las partidas de gasto específicas que el PP propone tienen un impacto en los presupuestos de 330 millones de euros. “Nosotros creemos que de verdad es necesario introducir una serie de cambios”, ha señalado.

En concreto, el PP propone “incidir en una serie de proyectos” que ve necesario acometer y ha citado el capítulo de infraestructuras. “Hemos conocido que el Gobierno Vasco ha llegado a un acuerdo con el Gobierno central para que financie el soterramiento del AVE a Bilbao. Nosotros proponemos que se empiece ya y que el presupuesto incluya una partida de 100 millones de euros para empezar ya los trabajos”, ha explicado.

También ha propuesto un “ajuste importante” en los gastos derivados del funcionamiento de la Administración Pública e incluir en las Cuentas una partida “específica” de 30 millones de euros que “contribuya a solucionar el conflicto en la Ertzaintza”.

“Creemos que ya se ha esperado demasiado con esta cuestión; la situación está alcanzando un nivel realmente preocupante y esto es necesario solucionarlo. Ahora es el momento con este presupuesto”, ha defendido.

En el apartado de Educación, el PP plantea una mejora de los Conciertos educativos por valor de 50 millones de euros. Además, contempla ayudas a la conciliación y al fomento de la natalidad, la construcción de un ambulatorio en San Sebastián y mejoras en la situación laboral de los trabajadores del Servicio Vasco de Salud.

“Hemos valorado unas partidas iniciales para mejorar esta situación de cerca de 50 millones de euros y 80 millones de euros destinadas a favorecer la formación, la investigación sanitaria e incentivos al personal también de Osakidetza”, ha indicado.

“DINERO HAY DE SOBRA”

El parlamentario popular ha afirmado que “dinero en las arcas hay de sobra” y ha criticado que “muchas partidas” del Presupuesto vasco “no se ejecutan”. “Vemos que quedan importantes remanentes presupuestarios, por eso creemos que es necesario incidir mucho en este aspecto”, ha apuntado.

Gordillo ha reconocido que el Gobierno Vasco es un ejecutivo de coalición que tiene mayoría absoluta, “que ya han negociado entre ellos un presupuesto, y lo que han hecho ha sido exponer ese presupuesto a los grupos”. “No sé si esperaban un apoyo entusiasta y unánime pero creo que ellos también han demostrado, creo yo por los gestos, un interés escaso en poder llegar a un acuerdo, a puntos de encuentro”, ha indicado.

No obstante, ha explicado que esperan la respuesta a su propuesta desde el Departamento de Economía y Hacienda, y sobre la postura del consejero Azpiazu que este pasado miércoles dio por cerrada la negociación, Gordillo ha criticado que “abra una ronda de negociaciones y descarte posibles acuerdos antes de conocer las propuestas que se puedan enviar”.

PRISA DE PNV Y PSE

“Creo que eso ya avanza un poco, sobre todo lo que yo creo que se ha perdido en esta ronda de contactos, que son un poco las formas. Esto comenzó con una ronda de consultas en mitad de una sesión parlamentaria, tal y como estamos hoy, y creo que el PNV y su socio el PSE tenían bastante prisa por ventilar este momento presupuestario. Ellos tienen ya una mayoría absoluta que les garantiza sacar el presupuesto en los términos que lo han presentado”, ha recordado.

Para Gordillo, este es un presupuesto que “ya está prorrogado” porque “parte de la base de que no se van a hacer grandes inversiones y mantiene prácticamente lo mismo del año anterior”.

“Es un presupuesto, por tanto, que lo único que pretende es continuar hasta que se convoquen elecciones. Seguramente en enero las acabarán convocando para el mes de marzo como todo parece indicar, con lo cual es un presupuesto que ya nace prorrogado y es simplemente para pasar un poco este momento hasta las próximas elecciones”, ha concluido.

Iturgaiz cree que la soberbia institucional, el pacto férreo con Pedro Sánchez y el seguidismo de Bildu definen la legislatura de Urkullu

Señala que el modelo de gobierno de Urkullu está agotado en la gestión y en sus señas de identidad, y paralizada su acción por la corrupción y el clientelismo
 Recuerda Iturgaiz que el debate identitario ocupa el puesto 22 en las preocupaciones de los vascos e inquieta al 2%
 Ertzainas en lucha, Osakidetza, hostelería, transporte escolar, la radio pública también en lucha… El gobierno vive de espaldas a la realidad de los vascos
 “Agosto ha sido un mes inhábil e inútil para el gobierno vasco incapaz de presentarse en septiembre ante los vascos con
los deberes hechos” 
 “Usted quería ser el gobierno de las personas, pero lo cierto es que se ha olvidado de ellas. Debe pensar más en la sociedad y menos en la territorialidad”
 Reitera su propuesta de rebaja fiscal. Las arcas llenas de las Diputaciones Forales permiten aliviar de carga fiscal a los vascos
 Califica de gripado nuestro sistema educativo y rechaza la educación al servicio de la euskaldunización como recoge el
proyecto de Ley educativa
 “Creemos que es posible gobernar de otra manera, pensando en los ciudadanos y centrados en solucionar sus problemas”
 Recuerda que cuando en España ha gobernado el Partido Popular “España ha ido bien y a los vascos nos ha ido mejor”

14 septiembre, 2023.- La soberbia institucional, el pacto férreo con Pedro Sánchez y el seguidismo de Bildu, son los tres aspectos que mejor definen la legislatura del gobierno de Urkullu que encara su recta final. Así lo ha señalado el Presidente del Grupo Popular en la Cámara Vasca, Carlos Iturgaiz, en su intervención durante el pleno de política general que se celebra hoy en el
Parlamento Vasco. Ha subrayado además tener la sensación “de estar ante un fin de ciclo y de un proyecto político, el de Urkullu, agotado”.
Durante su intervención le ha recordado a Urkullu que la actitud del propio Carlos Iturgaiz y la de su grupo, “ha sido en todo momento, desde el mismo debate de investidura, de mano tendida; de disposición al diálogo con su gobierno pensando en el interés de los vascos. Una mano que casi siempre ha evitado Ud. estrechar al disponer de una mayoría cómoda”. Y le ha reprochado el que “debería haber primado más el interés de los ciudadanos antes que la pura aritmética de la Cámara.” “A nadie se le oculta que, a día de hoy, Ud. y su partido parecen incapaces de romper una dinámica de pactos con la izquierda que el tiempo ha acreditado contraría al interés general” y le ha señalado que su gobierno “se ha contagiado del modo en el que el PNV percibe la política cuyos réditos en las urnas conocen ustedes mejor que nadie”.

Soberbia institucional El Presidente del Grupo Popular le ha indicado asimismo al Lehendakari Urkullu que en estos años ha existido “una cierta soberbia en el ejercicio del poder, que les hace sentirse inmunes frente a la incapacidad, la ineficacia o incluso la
corrupción; una altanería que le ha llevado al enfrentamiento con diferentes sectores sociales e institucionales. Por ello su gobierno hoy, como a lo largo de toda la legislatura, difícilmente puede hacer recuento de crisis abiertas y encontronazos con sectores sociales.”

“Eso que podríamos denominar soberbia institucional; de algún modo, un sentido de propiedad de las instituciones y el País, que cuadra mal con la voluntad de servicio a los ciudadanos. Y un sentimiento de inmunidad o impunidad, que descarta la rendición de cuentas propia de la política en democracia”. Ha repasado la situación actual por la que atraviesa Osakidetza o la Ertzaintza y
referida a esta última ha responsabilizado al ejecutivo de Urkullu de estar sumiéndola “en una grave crisis, de carácter ya estructural y, lo peor, no tienen propósito de enmienda”.

“Osakidetza en lucha, ertzainas en lucha, hostelería en lucha, transporte escolar en lucha, radio pública en lucha…y, por si faltaba algo, esta legislatura ha sido, también, la del final de la impunidad, del PNV. Euskadi no es un paraíso libre de corrupción. Y los responsables deben responder ante la Justicia”.
“El caso De Miguel, le ha comentado, ha sido el colmo. El colmo, porque hemos visto a “su” gobierno acudir en auxilio de “sus” corruptos. Y a los denunciantes, hostigados y perseguidos por el poder político. Todo un despliegue de subterfugios y dilaciones para seguir amparando a los corruptos, con cargo a fondos públicos. Una vergüenza de la que nuestra sociedad ha tomado buena
nota”. Pacto férreo con Pedro Sánchez Pactos que, según Iturgaiz, vienen de lejos, “en los que no sabemos qué frutos pensaba obtener el gobierno que Ud. encabeza; pero que nos han salido muy caros a los vascos. Porque han sido pactos contra el interés de la sociedad vasca.”

“Políticas de las que Uds. han sido cómplices, cuando no meras comparsas. Cómplices de las subidas de impuestos, que dieron por buenas para hacer caja; cómplices de leyes vergonzosas, con consecuencias tan graves como la del “solo sí es sí”, respaldada por usted en esta cámara con pleno conocimiento de causa. “Incluso en política penitenciaria se han prestado a ser instrumento de los pactos del Sr. Sánchez con Bildu. Ese ha sido el precio de la transferencia: hacer el trabajo sucio con los etarras condenados por la Justicia, para que los socialistas se manchen menos las manos.”


Iturgaiz ha puesto de manifiesto que ese pacto férreo con el Sr. Sánchez les ha llevado a soportar todo y de todo, así como reiterados incumplimientos a pesar de la ofensiva epistolar promovida por Urkullu. El mejor ejemplo es la situación de la Y ferroviaria después de cinco años de gobiernos del Sr. Sánchez. La mayor inversión de la historia del País Vasco. Iturgaiz ha indicado que con el gobierno de Mariano Rajoy tenía fecha de conclusión para 2023, pero que con el gobierno del Sr. Sánchez todo se paralizó. “Estamos en 2023 y hoy, no hay fecha. Se habla de llegadas provisionales y otras ocurrencias, con fechas tan aleatorias como 2028 o 2032. Especulaciones de calendario más que cronogramas.” “Sus pactos con el Sr. Sánchez no han permitido reconducir cuestión tan grave.

De hecho, ha sido Ud. más exigente con el Sr. Macron y la conexión de la “Y vasca” con Dax, que con el Sr. Sánchez y la finalización de la propia Y. A la vista está, los pactos que usted y su gobierno hacen con Sánchez son malos para los vascos”.
La tentación de hacer políticas con Bildu y como Bildu Radicalizando, ha dicho, posiciones en temas clave, en los que un gobierno
responsable debería primar el consenso. “Es el juego de la doble mayoría, del que hablábamos ya en la sesión de investidura: Administrar el día a día con los socialistas; y jugar al desbordamiento constitucional y estatutario con Bildu”. “Nos ha quedado claro que usted, señor Urkullu, ya tiene la solución que todos los vascos demandan a diario. Usted sí que entiende a los vascos, al conjunto de la sociedad vasca y a la mayoría de nuestros jóvenes: no les preocupa la sanidad, ni la educación, ni siquiera la vivienda, ni la falta de seguridad. Nuestro problema es que no somos una nación vasca. Ahí radican todos nuestros males, y para eso usted, cual profeta, nos ha hecho llegar la ruta hacia la tierra prometida: ahora es la convención constitucional, terminología aparentemente institucional para disfrazar sus obsesiones anticonstitucionales y con el indisimulado objetivo de pescar en caladeros de Bildu.” “No nos sorprende, la verdad, pues cada vez que llega un debate de política general usted nos regala una ocurrencia nueva. Lo vimos con el nuevo estatus vasco, lo vimos con la idea de la nación foral y como no hay dos sin tres ahora nos regala su idea de convención constitucional para dar satisfacción a los delirios políticos de los nacionalistas. Un camino, ha dicho, estrictamente opuesto
a los intereses de los vascos, la convivencia, las libertades, la tolerancia en el día a día, en el seno de una sociedad diversa y plural”.


Otro de los aspectos que corroboran esta obsesión de parecerse a Bildu es el proyecto de ley de educación. En opinión de Carlos Iturgaiz constituye “una amenaza al futuro de todos confiar la educación en el País Vasco a pactos con Bildu”. “Hay miles y miles de alumnos que estudian en una lengua que comprenden insuficientemente; también miles, uno de cada cinco, que dominan mal tanto el castellano como el euskera, y ven limitada, por tanto, su capacidad para adquirir conocimientos en el resto de materias.”

Carlos Iturgaiz le ha indicado al Lehendakari que en este pacto su socio principal, Bildu, pretende una escuela monolingüe euskaldun. “Puro fundamentalismo lingüístico, bajo la vigilancia del Instituto del euskera. Y acoso a todo lo que no sea estrictamente público, comenzando por los centros concertados; y quién sabe el futuro que reservan a los centros de alumnos con capacidades distintas. “ Iturgaiz ha pedido a Urkullu que tenga en cuenta la experiencia de estos años: “ni el monolingüismo de hecho, ni el acoso a los centros concertados, ni el arrinconamiento del castellano van a mejorar nuestro sistema educativo. Debe preocuparse por el desarrollo de las personas, y no sólo de la lengua en que se expresan.”

Un modelo de gobierno agotado “Servir como han servido a las políticas y las actitudes del Sr. Sánchez; o legitimar a Bildu para amagar con radicalidades y extremismos, sólo ha servido para que su gobierno transmita una sensación de desorientación, de proyecto agotado, incapaz de identificar las verdaderas necesidades de la sociedad vasca.” “De hecho, ha proseguido Iturgaiz, si algo se ha percibido con claridad es la falta de empatía de este Gobierno Vasco con los ciudadanos. Durante la pandemia y después de la pandemia. Falta de sensibilidad con tantos sectores económicos y sociales golpeados por una crisis sin precedentes.” “Agosto ha sido un mes inhábil e inútil para el gobierno vasco incapaz de presentarse en septiembre ante los vascos con los deberes hechos.” “Nosotros creemos que es posible gobernar de otra manera, lo es en toda España; y también desde las instituciones vascas.


En este sentido ha insistido en su propuesta de rebaja fiscal y en no desaprovechar dos instrumentos a nuestro alcance como el Concierto Económico y de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma. “Como Madrid o Andalucía; aplicando la que era nuestra receta: Más dinero en manos de las familias, autónomos y empresas; impulso del consumo y el empleo; dinamización de la inversión y la actividad económica, que permite recaudar más con tipos más bajos. Hay margen para una reforma fiscal. Y hay recursos de sobra para un esfuerzo de carácter extraordinario en los presupuestos.”

Carlos Iturgaiz ha destacado que “no está escrito que el futuro deba ser la reedición del servilismo frente a las políticas del Sr. Sánchez; o la inútil imitación de Bildu y le insta a Urkullu a superar temores y reunir la determinación para impulsar ese cambio.”
De no darse ese cambio difícilmente se modificarán políticas cuyo balance tampoco es para estar contentos, y ha señalado la gestión de la vivienda cuyo difícil acceso provoca el éxodo del talento joven, de las fracasadas políticas para combatir el invierno demográfico, o las habidas en materia de renovables, de transferencia de prisiones, o en no poner remedio a la pérdida de músculo
industrial, o al descenso del 10,7% del número de autónomos entre 2008 y 2022, o al peso cada vez menor de nuestra economía. Desde el 2000 hemos perdido peso en la economía española pasando del 6,3 al 5,8%. Todo ello lo ha contrapuesto a la apuesta del gobierno de Urkullu por incrementar su número de altos cargos y su insistencia en mantener a toda costa la presión fiscal.

“Ertzaintza, Osakidetza, Lanbide, Educación… Hoy los vascos sabemos que esos buques insignia hacen aguas. Es el momento de poner los medios, de hacer el esfuerzo de diálogo, legislativo y presupuestario que permita reformar lo que sea necesario reformar y recuperar el rumbo en todos los ámbitos de nuestra administración.” “Ya hemos visto que su modelo de gobierno está agotado en la gestión y en sus señas de identidad, además de que la corrupción y el clientelismo han paralizado su acción de gobierno.” “Usted quería ser el gobierno de las personas, pero lo cierto es que se ha olvidado de ellas. Debe pensar más en la sociedad y menos en la territorialidad.”

Barrio: “La situación vivida hoy muestra que la mala gestión es un déficit estructural del gobierno de Urkullu”

  • “Enfado de padres, comunidad educativa, transporte escolar… no se puede hacer peor”
  • “El ejecutivo lejos de aportar soluciones se ha convertido en un problema para padres, madres y niños”
  • “Sorprende la profunda desconfianza y desconsideración del gobierno hacia un sector como el transporte”
  • “La desidia y la desgana se ha instalado en un gobierno vasco que debió arreglar estos problemas en mayo o junio”
  • “El Grupo Popular ha solicitado la comparencia de Bildarratz porque la soberbia de este gobierno le impide dar explicaciones por iniciativa propia”

7 septiembre, 2023.- El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Vasco, Carmelo Barrio, ha tildado de “jornada negra” la vivida hoy en el inicio del curso escolar ante el problema que toda la comunidad educativa ha tenido que afrontar por el conflicto suscitado con el transporte escolar y ha mostrado su sorpresa “por la profunda desconfianza y desconsideración del gobierno vasco hacia un sector como el transporte. Las familias se han organizado para suplantar el transporte; las familias, una vez más, porque el gobierno vasco ni está ni se le espera.”

“Este problema no es nuevo, señala Barrio, pues ya se conocía desde finales del pasado curso escolar. Lo que tampoco es nuevo es la acreditada mala gestión del ejecutivo vasco en esta cuestión y que ha nos ha conducido al complicado día de hoy. El gobierno vasco y su consejero de Educación no han hecho los deberes, y han sido incapaces de aprovechar el parón del verano para dar una solución a este conflicto.”

El portavoz popular entiende el enfado de padres, comunidad educativa, transporte escolar… pues “no se puede hacer peor”, ha dicho. Y es que en su opinión, el ejecutivo vasco “lejos de aportar soluciones se ha convertido, a la vista está, en un problema para padres, madres y niños.”

“Hoy es la educación, pero también lo es la Ertzaintza, la seguridad, Osakidetza. El deterioro de los servicios está alcanzando un récord nunca visto y los vascos, subraya Barrio, tienen la sensación de que a Urkullu y su gobierno solo le preocupan los delirios identitarios pero no sus problemas reales.”

“Hace ya tiempo que la desidia y la desgana se ha instalado en un gobierno vasco que en este final de legislatura arrastra los problemas sin darles solución. Lo sucedido en la jornada de hoy es buena muestra de ello. La mala gestión no es una anécdota, es un déficit estructural y forma parte de la genética propia del gobierno de Urkullu”.

“La mala gestión y la soberbia, prosigue Barrio, porque este gobierno también ha demostrado que es reacio a dar explicaciones. Y aunque sea a rastras el Consejero de Educación se la debe a la sociedad vasca, de ahí que hayamos solicitado la comparecencia del señor Bildarratz en el Parlamento.”