Iturgaiz: “La mala gestión y la asfixia fiscal que vivimos los vascos son las señas de identidad del Gobierno Urkullu”

BILBAO, 9 Jun. (EUROPA PRESS) –

El presidente del PP Vasco, Carlos Iturgaiz, ha afirmado este jueves ante la Junta Directiva Regional celebrada en Bilbao, que “la mala gestión y la asfixia fiscal que vivimos los vascos son las señas de identidad del Gobierno de Urkullu”.

En el encuentro, al que también ha acudido el vicesecretario nacional de Organización del PP, Miguel Tellado, el líder de los populares vascos ha señalado como ejemplos la “falta de control del vertedero de Zaldibar, la gestión de la pandemia y las vacunaciones, o la que se avecina con la futura Ley de Educación”.

Lo más reciente, según ha resaltado, son “los abusos y desfalcos por parte de perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos, un escándalo esto último que día sí y día también conocemos porque lo destapa la prensa o la Policía Nacional, y que el Gobierno Vasco minimiza, lo que denota su poco celo por incrementar los controles y hacerlos de manera eficaz”.

“Hoy hemos conocido que los controles fallaron en Lanbide, pero también en Osakidetza, mientras el Gobierno Vasco y el Lehendakari Urkullu guardan silencio. Pues le haremos hablar en el Parlamento Vasco. Yo mismo le voy a preguntar y, desde luego, le voy a exigir responsabilidades políticas, pues da la sensación de que Lanbide es un coladero y una catarata de fraudes”, ha indicado.

En su opinión, Urkullu no puede permanecer con los “brazos cruzados”. “Nosotros ya dijimos en su día la verdad y nos pusieron de xenófobos y racistas hasta arriba y el tiempo, una vez más, nos ha dado la razón. ¡Qué caro nos sale su oasis a los vascos!”, ha exclamado.

REBAJA FISCAL

Por otra parte, el dirigente popular vasco ha insistido en su reclamación de una rebaja fiscal, al ver “cómo empresarios, autónomos y ciudadanos miran con envidia los modelos de éxito de Madrid, Andalucía o Galicia, donde gobierna el PP, y donde las bajadas de impuestos no solo generan más renta disponible a los ciudadanos, sino que es un atractivo industrial y económico de primera magnitud”.

A su parecer, “no es normal que se mantenga la presión fiscal cuando existen, por ejemplo, 1.000 millones de remanente, una crisis desbocada, los vascos con sus bolsillos tiritando, la cartera del gobierno desbordada y Urkullu queriendo convertir Euskadi en un Gulag fiscal”.

Por ello, ha denunciado que al actual Gobierno Vasco “no le importa que las empresas se vayan, ni que huya el talento propio y seamos incapaces de atraer el ajeno”. “La autocomplacencia es marca de la casa del gobierno que preside Urkullu y del que los socialistas hacen de muleta muda porque las políticas de Urkullu, ya estamos viendo, son las de Sánchez, pues el PNV no hace más que apoyar las medias de éste que nos empobrecen cada día más”, ha lamentado.

Ha recordado también Carlos Iturgaiz que el Gobierno Vasco tenía alternativa a esas políticas que “nos sumen en el atraso”, pero ha rechazado “sistemáticamente” las propuestas del PP vasco. “Frente a ese País Vasco real que nosotros retratamos, ellos prefieren seguir alimentando la ensoñación nacionalista, haciéndonos creer que vivimos en un oasis, cuando la verdad es que cada día que pasa el País Vasco se asemeja más a un secarral”, ha añadido.

“El PP vasco representa la voz de los vascos sensatos. Defender lo vasco es defender la pluralidad y la libertad en esta tierra, y no desistiremos en nuestra lucha y defensa de la libertad ante el acoso del nacionalismo obligatorio que tan presente está en el País Vasco”, ha concluido.

Iturgaiz insta al PSE a hacer “todos los esfuerzos” para que el nuevo estatus “no sea una realidad”

BILBAO, 6 Jun. (EUROPA PRESS) –

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, ha instado al PSE-EE a hacer “todos los esfuerzos” para que “no sea una realidad” un nuevo estatus, reclamación tras la que, a su juicio, se “esconde la deriva independentista”, y ha advertido de que colocaría a la sociedad vasca “en el precipicio”. Asimismo, ha defendido que “la verdadera geometría variable” en Euskadi y en el resto del Estado es la que se “debe hacer entre los demócratas”, en referencia a EH Bildu.

Iturgaiz se ha reunido este lunes con el secretario general del PSE, Eneko Andueza, dentro de la ronda de contactos que el líder socialista inició con sindicatos, organizaciones empresariales y partidos políticos tras su designación. El encuentro entre ambas formaciones, anunciado inicialmente para el mes de febrero, fue suspendido tras el acuerdo que los socialistas alcanzaron con EH Bildu en la localidad alavesa de Iruña de Oca.

La delegación socialista ha estado encabezada por su secretario general, Eneko Andueza, acompañado del secretario de Organización, Miguel Ángel Morales, y de la secretaria de Política Institucional, Begoña Gil. Por su parte, Iturgaiz ha liderado la delegación de la formación popular, acompañado por la secretaria general, Laura Garrido, y del coordinador general, Borja Corominas.

A la finalización de la cita, desarrollada en la sede del PP de Bilbao, el presidente de los populares vascos ha reconocido que el acuerdo en Iruña de Oca entre socialistas y coalición soberanista “escoció y sigue escociendo” a una formación popular que, hasta aquel momento, había dado “plena estabilidad”, frente a un partido como EH Bildu que “justifica los ataques a militantes del PP”.

Por otro lado, Carlos Iturgaiz ha valorado que la reunión con los socialistas se haya desarrollado en un “ambiente cordial y distendido”, y ha subrayado que hay cosas que unen a ambos partidos. Entre estas, ha destacado la defensa del Estatuto de Gernika como “punto de encuentro de la sociedad vasca”.

“También nos une la oposición a la deriva independentista que esconde el nacionalismo vasco tras el nuevo estatus”, ha alertado. A su juicio, el PSE debe así “ayudar” para que el nuevo estatuto “no sea una realidad”, por ser “independentista y rupturista”.

Tras recordar que el PSE conforma el Gobierno Vasco junto al PNV, Iturgaiz ha afirmado que ha pedido a Andueza que haga “todos los esfuerzos para que el PNV y el lehendakari desistan definitivamente de colocar a la sociedad vasca en el precipicio al que llevaría un estatuto soberanista”.

“Los vascos necesitamos tranquilidad. Ya les gustaría a los ciudadanos de Córcega tener la mitad de la mitad de la mitad del estatuto de autonomía que tiene el País Vasco. No hay que buscar prospecciones e imágenes en otros lugares”, ha aseverado.

En esta línea, y tras destacar que desde las filas socialistas se les haya trasladado que están “en esa posición”, el líder de los populares vascos ha advertido de que en las últimas semanas se ha podido ver “un tira y afloja” entre PNV y PSE-EE en esta cuestión, de forma que se están “electrocutando algunas posiciones”. “Yo quiero un Partido Socialista que no haga cosas raras”, ha añadido.

“LO QUE NOS SEPARA”

El dirigente del PP vasco ha reconocido, no obstante, que también hay cuestiones que “separan” a populares y socialistas, entre ellas su “obsesión por pactar, normalizar, blanquear” a EH Bildu, el “partido que dirigen los jefes de ETA”.

“Creemos que es una estrategia errónea, tanto en Euskadi como en el resto de España. La verdadera geometría variable es la que se debe hacer entre los que somos demócratas, y no con quienes no lo son”, ha argumentado, para añadir que “hacer política con los enemigos de España es una verdadera inmoralidad por parte de Pedro Sánchez”.

Respecto al emplazamiento que le ha trasladado el secretario general del PSE, Eneko Andueza, para alcanzar acuerdos de país en el Parlamento vasco, Iturgaiz ha indicado que el PP “siempre está abierto al diálogo y a posiciones constructivas de país”.

No obstante, ha advertido que serán “exigentes” en “lo que no funciona”, así como para no “ideologizar o adoctrinar en determinados planteamientos de país”. “Todas aquellas leyes que presente el Gobierno donde quieran y puedan contar con el PP nosotros vamos a estar ahí”, ha afirmado.

En este contexto, ha lamentado que el Ejecutivo vasco haya “querido acordar desde el principio” la Ley de Educación con EH Bildu, “un partido legal, pero no democrático”. “Siempre estamos dispuestos a dialogar y hablar, pero si quieren contar con nuestras posiciones y no cierren las puertas a nuestros planteamientos”, ha finalizado.