PP+Cs presentará una enmienda a la totalidad y 400 parciales a los presupuestos vascos

Plantea cambios en las cuentas por valor de 270 millones, a los que se añaden otros 400 millones en concepto de rebajas fiscales

VITORIA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) –

El presidente de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, ha confirmado que su grupo registrará este viernes una enmienda de totalidad al proyecto de presupuestos del Gobierno Vasco para 2023, al que se añadirán cerca de 400 enmiendas parciales por un importe global de 270 millones de euros. A su vez, la coalición mantiene su petición de que el Ejecutivo impulse una bajada de impuestos por un impacto estimado de 400 millones de euros.

Iturgaiz, que ha comparecido ante los medios de comunicación en el Parlamento Vasco, ha asegurado que pese a la decisión de solicitar la retirada del proyecto presupuestario a través de una enmienda de totalidad –que se suma a las ya anunciadas por EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU– su grupo “no se ha descartado de las negociaciones” con el Gobierno.

De hecho, ha afirmado que su grupo ha optado por enmendar las cuentas a la totalidad “empujados por el Gobierno Vasco”. “Nos han descartado por querer bajar impuestos, una cuestión que no gusta al PNV y al PSE-EE”, ha afirmado.

En todo caso, ha afirmado que su grupo “mantiene la oferta” de negociación al menos hasta el 9 de diciembre, día en el que se debatirán las enmiendas de totalidad presentadas por la oposición a las cuentas autonómicas, dado que –según se ha recordado desde PP+Cs– la solicitud de devolución de los presupuestos puede retirarse después de haber sido presentada.

La oferta “no caduca”

Iturgaiz ha dejado abierta la puerta a la negociación durante el periodo de tramitación de las enmiendas parciales, dado que su propuesta de rebaja fiscal “no caduca”. En este sentido, ha anunciado que la coalición presentará alrededor de 400 enmiendas parciales, que plantean modificaciones presupuestarias por un importe cercano a los 270 millones de euros.

Además de estas propuestas concretas de cambios presupuestarios, PP+Cs mantienen la petición de que el Gobierno Vasco y los partidos que lo integran (PNV y PSE) impulsen una rebaja de impuestos, una cuestión que es competencia de las diputaciones forales, gobernadas también por ‘jeltzales’ y socialistas.

Las medidas tributarias que propone la coalición incluyen un incremento de la deflactación del IRPF y un aumento de las ayudas a las empresas y del dinero destinado a conciertos educativos con centros privados.

El impacto que tendrían en las cuentas públicas las medidas fiscales que demanda PP+Cs se situaría en torno a los 300 o 400 millones de euros, según ha explicado el parlamentario Luis Gordillo, que ha acompañado a Iturgaiz en la rueda de prensa, en la que también ha intervenido el parlamentario Jose Manuel Gil.

Excusas

Iturgaiz también se ha referido a las afirmaciones efectuadas este viernes por el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, quien tras conocer a través de un medio de comunicación la decisión de PP+Cs de enmendar a la totalidad las cuentas vascas, ha afirmado que la confianza en el proceso negociador “se ha quebrado”.

El presidente de PP+Cs ha rechazado comentar las “filtraciones” que se hayan podido producir en torno a la postura de su grupo, y ha acusado al consejero de buscar una “excusa” para “romper” las negociaciones.

Presupuestos Euskadi: Luis Gordillo emplaza al Gobierno Vasco a “recuperar el espíritu” del pacto presupuestario de 2017

El parlamentario popular considera que hay “margen de maniobra” para llegar a un entendimiento e insiste en reclamar una bajada de impuestos

VITORIA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) –

El parlamentario de PP+Cs Luis Gordillo ha emplazado al Gobierno Vasco (PNV-PSE) a “recuperar el espíritu” del pacto presupuestario alcanzado con el Partido Popular en 2017, y ha considerado que existe “margen de maniobra” suficiente para alcanzar un pacto de este tipo en torno a las cuentas de 2017.

Gordillo, en declaraciones a los periodistas tras reunirse con el consejero de Economía, Pedro Azpiazu, en el marco de las negociaciones presupuestarias del Gobierno Vasco con la oposición, ha repasado las principales demandas que plantea su grupo para la consecución de un eventual acuerdo sobre las cuentas del próximo año.

De esa forma, ha explicado que su grupo ha planteado propuestas relativas a la educación, el emprendimiento y la reactivación económica, aunque ha centrado su intervención en insistir en el planteamiento de su grupo para impulsar una rebaja fiscal.

Gordillo ha lamentado que la respuesta que han recibido del Ejecutivo en materia tributaria es “inconcreta”, dado que el consejero “simplemente se refiere a un análisis posterior que se hará a lo largo del año que viene” en torno a una posible reforma tributaria.

“Nosotros creemos que es muy importante que, cuanto antes, se realice y se reactive el acuerdo de 2017”, ha afirmado, en referencia al pacto presupuestario y fiscal alcanzado en ese año por el Ejecutivo y el PP.

Lo que se nos viene encima

A su juicio, existe “margen de maniobra para poder realizar un alivio en materia fiscal a familias y empresas”, algo que “contribuirá definitivamente a preparar nuestro sector productivo para lo que se nos viene encima”.

Gordillo ha explicado que la propuesta que les ha trasladado el Gobierno Vasco incluye partidas por valor de alrededor de 30 millones de euros. En este sentido, ha señalado que el presupuesto “tiene muchísimo más margen de maniobra”.

El parlamentario de PP+Cs ha afirmado, en referencia a su propuesta de acometer una reforma fiscal, que “en tanto que los ingresos dependen de los impuestos, cualquier gobierno que se precie tiene que tener en cuenta también esta cuestión”.

“Creemos que es hora ya de recuperar ese el espíritu de lo que fue el acuerdo presupuestario de 2017, donde además se decía que en un periodo breve, en un par de años, iba a haber un análisis de cuál es la situación en cuanto a la recaudación”, ha añadido.

Gordillo, que ha explicado que su grupo analizará la propuesta que les ha trasladado Azpiazu y acudirá a un nuevo encuentro con el consejero, ha subrayado que existe “margen de maniobra” para lograr un acuerdo.