De Andrés cree que PNV quiere “sacudirse” al PSE y gobernar solo si tiene mayoría suficiente porque “le viene muy mal”

Dice que PNV y EH Bildu son el mismo producto con distintas marcas y comparte con Andueza en que “ninguno sabe lo que hará el PSE tras el 21A”

BILBAO, 3 Abr. (EUROPA PRESS) –

El presidente del PP vasco y candidato a lehendakari por esta formación, Javier de Andrés, cree que el PNV, si tiene una mayoría suficiente, aspirará a gobernar solo, ya que se quiere “sacudir” al PSE-EE porque “le viene muy mal”, aunque tampoco descarta que pacte con EH Bildu.

En el marco del Forum Europa, el dirigente del PP vasco ha afirmado que, en estas elecciones, a PNV y EH Bildu les conviene trasladar esta campaña como “una elección” entre los dos partidos.

El candidato del PP ha indicado que ahora el PNV “curiosamente” está queriendo “destapar el voto del miedo hacia EH Bildu, algo que la formación jeltzale “no había demostrado cuando pacta todos los días con EH Bildu. “No puedo comer ese anzuelo”, ha apuntado.

A su juicio, ambos partidos tienen “muchísimas cosas en común” y se ha referido al ofrecimiento de pacto de EH Bildu al PNV para que “gobierne aquel que tenga más votos” y la formación jeltzale “todavía no ha dicho que no”.

Javier de Andrés ha manifestado que EH Bildu ve que el PNV está “tan cercano” que estaría dispuesto “a dejar que gobernara e incluso le ha ofrecido formar gobiernos conjuntos”.

De Andrés cree que el PNV no se puede presentar “como alternativa” a EH Bildu cuando “tienen muchas coincidencias” están “acordándolo todo”. Por lo tanto, “no es verdad que sean dos alternativas”, sino que “están dentro de una misma órbita”.

MISMO PRODUCTO CON DOS MARCAS

Javier de Andrés ha afirmado que se rebela a la necesidad de tener que decir “uno u otro”, porque hay “otras alternativas” y ellos están “presentando un mismo producto con dos marcas comerciales distintas, una es PNV, otra es EH Bildu”.

También se ha referido al PSE-EE y a su candidato a Lehendakari, y ha indicado que tienen algo en común, porque “ninguno de los dos saben qué va a hacer Andueza después de las elecciones”.

Preguntado por si ve más de vicelehendakari a Andueza o a Denis Itxaso, ha manifestado que “apuestan a eso” pero igual no lo es “ninguno de los dos” porque igual el PNV “piensa que mejor se vale solo”.

En este sentido, ha señalado que su teoría es que, si el PNV saca una mayoría suficiente, y no necesita al PSE-EE, aspirará “a gobernar solo”. “Yo creo que el PNV necesita sacudirse del PSE-EE, le está viniendo muy mal. Y si gana estas elecciones, tiene más escaños, y puede gobernar sin necesidad los votos del PSE-EE en la elección del Lehendakari, puede procurar intentar gobernar solo porque va a tener el apoyo permanente del Partido Socialista, que depende de sus cinco votos en el Congreso”, ha añadido.

A su juicio, tendría el mismo apoyo que si lo incorporan en el gobierno, porque “no pueden hacer otra cosa” y los va a tener siempre a su disposición, lo que “le va a permitir también negociar y acordar muchas cosas con Bildu”.

“Ya están hablando de nuevo estatus, pero pueden haber muchas otras cosas más, puede buscar un paralelismo identitario soberanista con Bildu. Yo lo veo por ahí porque si no, ¿por qué no han dicho que no quieren gobernar con Bildu?”, ha añadido De Andrés que ha asegurado que nada de lo que haya dicho o hecho el PNV les lleva a pensar que “no puede haber un pacto con Bildu”.

“O que no haya acuerdo con el PSOE -un partido al que ve “muy radicalizado- y puedan acordar con unos y con otros. O sea que igual ninguno de los dos es vicelehendakari”, ha remarcado.

Sobre la postura del PP si son determinantes, ha asegurado que serían “mucho más exigentes” y tendrán que poner “condiciones, indudablemente”, ha añadido.

Sobre los resultados del PP vasco, ha indicado que, cuanta más participación, tienen “mejores resultados” y ha señalado que disponen de un proyecto “muy consistente” para toda la sociedad y, por ejemplo, ha apuntado que en Euskadi deberían ser el partido “de los agricultores”.

Ha dicho que el PP propone “un proyecto abierto” y defiende “abrir fronteras y levantar barreras”, mientras que en el País Vasco “se ha hecho lo contrario” y no se ha aprovechado las “oportunidades” que da el Estatuto para “crecer económicamente” sino para “construir un proyecto de construcción nacional”.

Javier de Andrés cree que se ha aprovechado el Estatuto para “distinguirse y separarse del resto de España” y siempre “el más pequeño es el que pierde”. A su juicio, es lo que ha ocurrido en Euskadi que ha perdido peso en el Estado en términos de PIB y donde “se marchan los jóvenes”.

Ha apuntado que los datos hablan de un 20% de los jóvenes vascos que buscan sus oportunidades en otros lugares y cree que existen “barreras ideológicas” que hacen “más incómodo trabajar aquí”.

“Tenemos un embudo por el cual es fácil marcharse de Euskadi, pero es muy difícil entrar”, ha manifestado De Andrés que ha añadido que hay un problema de población activa, que es “seis puntos más baja” que en Madrid.

También ha señalado que también que, por primera vez en esta legislatura se ha bajado del 20% de empleo industrial en Euskadi y ha dicho que la economía socialista “no viene bien” y la economía “del subsidio y clientelar, fatal”.

El dirigente del PP cree que Euskadi pude ser competitivo y dar oportunidades a muchas empresas que se están deslocalizando mediante unas mejoras importantes en el impuesto de sociedades, que debe ser “muy competitivo”, además de contar con un IRPF “más favorable para el conjunto de los contribuyentes”.

“A lo que tenemos que aspirar es a ampliar la base imponible, no a elevar los tipos. Creo que tenemos que bajar los tipos y que haya más riqueza. Que podamos aplicar los tipos imponibles sobre una base imponible mayor. Y creo que lo tenemos que hacer en el conjunto de los impuestos. No tiene sentido lo que estamos haciendo en algunos impuestos que están deslocalizando personas con capitales importantes”, ha agregado.

SEGURIDAD Y SANIDAD

En materia de seguridad, cree que ha existido “una negación de un problema que es creciente y la gente lo percibe”. Frente a ello, la “respuesta” es que, aunque el Estado abona a Euskadi el coste de 8.000 efectivos policiales de la Ertzaintza, están 7.400. “Se hace la transferencia económica, pero no se hacen las contrataciones de los 8.000”, ha afirmado. Por lo tanto, ha indicado que el Gobierno vasco se está ahorrando dinero y se lo queda “para gastárselo en no se sabe bien qué”.

En materia de Sanidad, tras aludir a las contradicciones entre el candidato a Lehendakari del PNV, Imanol Pradales, y quienes desempeñan ahora esta responsabilidad, ha defendido que, tanto en Osakidetza como en el conjunto de la Administración vasca, hay que “prestar un servicio público por encima de la ideología” y ha criticado que el “filtro adicional” del euskera evita cubrir vacantes.

RGI

Por otra parte, ha defendido una reforma de Renta de Garantía de Ingresos porque las personas que están en disposición de trabajar no tienen que tener “una renta garantizada y vitalicia”, sino tienen un programa de integración laboral. Según ha indicado, el sistema actual no exige “ninguna contraprestación”, cuando, a su juicio, hay que “pedirlas”.

Por otra parte, ha señalado que no se “debe perder más tiempo” con el TAV y se debe recuperar la planificación que se acordó entre el Gobierno de Rajoy y el vasco para su ejecución.

Ante la reclamación de la transferencia de Puertos y aeropuertos, ha indicado que es competencia “exclusiva del Estado” y duda de que se pudiera “hace mejor” en Euskadi, por lo que cree que “obedece a un objetivo ideológico, no de servicio público”.

Por útimo, sobre la falta de autonomía energética de Euskadi, alude a a “una presión social acompañada de violencia”, algo que sucedió con Lemoiz y “los parques eólicos se han paralizado” con una oposición “muy grande de una parte de la sociedad”, mientras PNV “evita la confrontación”.

Tellado (PP) cree “evidente” que existe un clamor popular” que piensa que “la democracia no está en venta”

PORTUGALETE (BIZKAIA), 13 Sep. (EUROPA PRESS) –

El vicesecretario de Organización Territorial del PP nacional, Miguel Tellado, ha considerado “evidente” la existencia de “un clamor popular” que piensa que “la democracia no está en venta” y ha añadido que los populares están “obligados a dar una salida a ese cansancio”. Además, ha exigido las “disculpas inmediatas” del Gobierno ante el “error” de llamar “golpista” al ex presidente José María Aznar.

Antes de presidir la Junta Directiva Territorial, que los populares vascos han celebrado en la localidad vizcaína de Portugalete, Miguel Tellado se ha referido al acto anunciado por su partido para el fin de semana del 23 y 24 de septiembre en Madrid para mostrar el “rechazo” a una posible ley de amnistía al ‘procés’ y ha asegurado que “es evidente que en España hay un clamor popular en las calles contra las pretensiones de Pedro Sánchez ante las peticiones de un prófugo de la Justicia”, en alusión al ex president Carles Puigdemont.

Tellado, que ve “tremendamente grave” el encuentro de la vicepresidenta Yolanda Díaz con Puigdemont para “ponerle precio” a la investidura, ha insistido en que ese “clamor popular” está diciendo que “la democracia española y los principios básicos de nuestra democracia no pueden estar en venta”, pide defender la separación de poderes y que “no se mercadee políticamente con la propia Constitución para conseguir un puñado de escaños que mantenga a Pedro Sánchez al frente del Gobierno de España”.

“Y ese clamor popular creemos que lo representamos nosotros y que estamos obligados a darle salida a ese cansancio ciudadano que está harto de cesiones y concesiones, de precios, de chantajes, que cree que el Estado no debe pagar”, ha asegurado.

Tellado ha advertido de que, si finalmente se produce una amnistía, será “la misma que él negaba a principios del mes de julio” y es una medida “inconstitucional, vulnera el estado de derecho y las bases de la propia democracia, porque sería reconocer que la justicia ha sido injusta aplicando leyes en vigor”.

“Y la justicia de nuestro país tenemos obligación de defenderla, de defender la separación de poderes y de entender que no todo puede ser utilizado por un gobierno para mantenerse en el poder”, ha remarcado el dirigente del PP, que ha advertido de que “la igualdad de todos los españoles no puede estar en juego en estos momentos”.

Por ese motivo, ha dicho, el PP “saldrá a la calle a reivindicar nuestra democracia y nuestra Constitución” porque, si Sánchez “ejecuta todo lo que le piden, denigrará y degradará la democracia de nuestro país”, un aspecto que debería estar “por encima de intereses partidistas y personales”.

Tellado ha aludido también a las manifestaciones de la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que acusó al expresidente del Gobierno José María Aznar de tener un comportamiento “golpista” al hacer un llamamiento a “plantar cara con toda la determinación” y realizar un nuevo “¡Basta ya!”, para evitar que Pedro Sánchez consume un acuerdo con Carles Puigdemont que suponga una Ley de Amnistía.

El vicesecretario de Organización Territorial del PP ha advertido de que las palabras de la ministra portavoz merecen “la disculpa inmediata por parte del Gobierno”. “Qué error, qué error además que ese tipo de declaraciones provengan de un partido que ha llegado al gobierno pactando con golpistas, que ha indultado a golpistas, que le ha ofrecido una amnistía a golpistas para tratar de seguir al frente del gobierno”, ha criticado.

En su opinión, es “tremendamente grave”, además, que “la tribuna institucional del Palacio de la Moncloa se utilice para atacar a un ex presidente”, algo que, en todo caso, no le “extraña nada”, teniendo en cuenta que “desde la sede de Ferraz hablan como hablan de Felipe González”.

Para Miguel Tellado, “el Gobierno se equivoca” al buscar “la bronca, la confrontación y el conflicto” y debería asumir que “una cosa es el gobierno y otra cosa son los partidos”. “Desde que el sanchismo se ha instalado en todas las instituciones del Estado, han puesto todas las instituciones al servicio del partido”, ha lamentado.

ALTURA DE MIRAS

Por lo que respecta a la conformación del próximo gobierno tras los comicios del 23 de julio, ha asegurado que Alberto Núñez Feijóo tiene “un mandato ciudadano” para que haya un “cambio de gobierno”, pese a que Pedro Sánchez “quiere ser el primer presidente del gobierno de España que continúa siéndolo a pesar de perder las elecciones”.

Para Tellado, “el gran escollo para lograr la estabilidad y para garantizar la gobernabilidad de España se llama Pedro Sánchez”, al que ha acusado de “no aceptar el resultado electoral” e iniciar “una especie de subasta en la que está dispuesto a entregarlo absolutamente todo con tal de aferrarse al poder”.

Así, ha advertido de que el presidente del Gobierno en funciones “fía” su futuro político al independentismo vasco y catalán, “importándole más bien poco lo que ocurra en el país” o la “inconsistencia” de los acuerdos.

El responsable de Organización Territorial ha emplazado, en este contexto, a tener “altura de miras” a los partidos políticos con representación en las Cortes, para que miren “más allá de los intereses partidistas” y “aparquen los cálculos electorales”. “Es momento de que todos los partidos pensemos en qué es lo mejor para nuestro país. Si todos hacemos lo que consideremos mejor para nuestro país, estoy seguro que garantizaremos la gobernabilidad de España”, ha agregado.

En este sentido, ha apuntado que, en las últimas semanas, “muchos partidos se han instalado en el tacticismo, pensando en las elecciones” que próximamente se celebrarán en el País Vasco y en Cataluña y “en los réditos electorales que pueden sacar al llegar a unos acuerdos o a otros”.

“Me pregunto si esos mismos partidos están pensando en qué es lo mejor para los vascos, qué es lo mejor para los catalanes y qué fórmula sería la mejor para el conjunto de España”, ha planteado.

Tellado ha recordado que Alberto Núñez Feijóo “cuenta a día de hoy con 172 votos de los 176 necesarios” para ser poder ser investido presidente, mientras que Pedro Sánchez, si suma con los apoyos del PNV, “tendría 171”.

Según ha indicado, “172 son más que 171”, por lo que ha pedido al PSOE que “haga lo mismo que hizo Felipe González cuando José María Aznar ganó en el año 96 las elecciones” y no se “aferre al poder pactando con quien sea lo que sea”.

Por su parte, el PP va a seguir trabajando “duro” a lo largo de las próximas semanas para tratar de conformar “esa mayoría de cambio” y que Alberto Núñez Feijóo pueda ser investido presidente.