PP vasco considera un “indicativo” de lo que será la legislatura el que Pradales no realice una ronda de contactos

De Andrés dice que hubiera sido una “cortesía” que el PNV conversase con todas las formaciones pese a que el pacto con PSE esté “hilvanado”

BILBAO, 20 May. (EUROPA PRESS) – El presidente del PP vasco, Javier de Andrés, ha afirmado que el hecho de que el candidato del PNV a Lehendakari, Imanol Padrales, no haya realizado una ronda de contactos con el resto de formaciones políticas supone un “indicativo” de lo que será la próxima legislatura en Euskadi.

En una entrevista a Onda Vasca, De Andrés ha analizado, entre otras cuestiones, la situación política tras las elecciones autonómicas del pasado 21 de abril y ha defendido que los resultados obtenidos por su formación demuestran que está en “fase de crecimiento”.

Asimismo, ha defendido que el PP tiene que desarrollar “un papel muy importante”, ya que representa “una alternativa” y un discurso que “ha entrado con toda claridad dentro del espacio social que tenía el PNV”.

Además, ha trasladado su voluntad de alcanzar acuerdos y ha asegurado que “ojalá el PNV no tuviera la dependencia tan grande que tiene del PSOE y pudiéramos buscar otros puntos de encuentro”. “Pero la realidad es que están unidos no solamente en el Parlamento vasco, lo están también en las tres diputaciones, en los ayuntamientos… y también vemos ahí al PNV dando pedales a la bicicleta de Sánchez”, ha criticado.

Tras lamentar que el PP haya quedado fuera de la Mesa del Parlamento vasco, a diferencia de lo que sucedió la pasada legislatura con Podemos, De Andrés ha asegurado que si los populares fueran “una fuerza de izquierdas” tendría representación. “Si se hubiera respetado esa voluntad de que haya pluralidad y diversidad en ese órgano de gobierno creo que, sin lugar a dudas, el Partido Popular hubiera estado”, ha descrito.

“CORTESÍA”

Por otro lado, ha considerado que hubiera sido una “cortesía” que el PNV iniciase una ronda de contactos con todas las formaciones políticas tras los comicios del 21 de abril, pese a que el pacto PNV-PSE esté “hilvanado”.

“Eso no impide el que haya una buena relación entre las formaciones políticas y hubiera sido conveniente que también hubiera habido unas conversaciones más allá de las formaciones políticas que quieren formar en ese gobierno”, ha insistido, para añadir que la actitud jeltzale es “un indicativo de por dónde van a ir las cosas en esta legislatura”.

Tras afirmar que el PP dará de inicio “un voto de confianza” al próximo Gobierno vasco, ha advertido que estarán “muy atentos a lo que vaya haciendo”.

“Mi impresión es que va a seguir siendo un gobierno muy semejante al que hemos vivido en los últimos años, un gobierno con un crecimiento del gasto muy alto, que sigue para ello subiendo los impuestos, que necesitan mucha recaudación para poder hacer esta política de gasto público y que eso aminora la capacidad de renta de las familias, de los trabajadores y la capacidad de inversión de las empresas”, ha expresado.

MILEI

Por otra parte, el presidente del PP vasco, Javier de Andrés, ha afirmado que al PSOE le es “mucho más cómodo hacer oposición a Javier Milei que hacérsela al Partido Popular”. “Le encaja mucho mejor el modelo de Milei y se busca un adversario en Milei”, ha añadido. Así, De Andrés ha analizado la crisis diplomática abierta entre España y Argentina después de que el presidente argentino calificara de “corrupta” a Begoña Gómez.

En este sentido, el dirigente popular ha advertido que la situación generada “la lían entre los dos” ya que el ministro (Óscar Puente) calificó de “drogadicto al presidente de Argentina y el presidente de Argentina le llama corrupta a la mujer del presidente de España”.

“Este es el tono que tenemos que evitar en la política. Esto es lo que no es deseable y es precisamente lo que no hace el Partido Popular. El PP no ha llamado a nadie corrupto ni ha llamado drogadicto a un presidente extranjero”, ha argumentado.

De Andrés, que ha apostado por estar “en la centralidad y la moderación”, sí ha defendido la necesidad de exigir a Pedro Sánchez que explique “por qué su mujer tenía una cátedra cuando ni siquiera es licenciada o por qué tenía beneficios económicos con empresas con las cuales el Gobierno de España estaba adjudicando subvenciones muy importantes”.

A su juicio, la crisis generada responde al “estilo de ambos” –en referencia a Sánchez y Milei– y ha advertido que al PSOE le es “mucho más cómodo hacer oposición a Milei que hacérsela al Partido Popular”.

“La posición de centralidad, de normalidad, de respeto democrático del Partido Popular no le da juego al Partido Socialista, a quien le encaja mucho mejor el modelo de Milei y se busca un adversario en Milei y este lo mismo; se siente también cómodo en ese juego abrupto, en ese juego de descalificación”, ha descrito.

ELECCIONES EUROPEAS

Respecto a las próximas elecciones europeas del 9 de junio, De Andrés ha defendido que el PP quiere plantear que hay una “alternativa” a Pedro Sánchez, quien “no ganó las elecciones, pero consiguió el apoyo de fuerzas minoritarias que le han dado una posición de poder que utiliza con un sesgo clarísimamente incómodo para el conjunto de los españoles”.

A su entender, el 9 de junio es así “una oportunidad” para que la ciudadanía traslade que hay “opciones alternativas” y que el Partido Popular “representa una formación que, desde la centralidad, puede ocupar una mayoría social en el conjunto de España”.

“Estamos viendo un gobierno que está atacando a los jueces, que está atacando a los medios de comunicación, que se niega a respetar al Congreso y al Senado dando explicaciones de lo que se les está pidiendo”, ha censurado.

Además, ha acusado al Ejecutivo de “embarrarlo todo y fingir victimismo” mientras “ocupa todas las instituciones con simpatizantes del PSOE”.

Por último, y en referencia a la renovación del Consejo General del Poder Judicial, ha sostenido que el PP sigue planteando “una fórmula que es la misma que defiende la Unión Europea para que haya una mayor independencia judicial”.

“En cualquier caso, yo no me sustraigo a que hubiera un acuerdo entre PP y PSOE en el Congreso. En este momento no lo hay y no lo va a haber en la medida en que el PSOE no proponga a jueces de reconocido prestigio y siga aspirando a que esos puestos lo ocupen militantes del Partido Socialista, activistas, como ha hecho ya en el Tribunal Constitucional”, ha añadido.