De Andrés acusa a PNV de “vampirizar” la economía con su modelo “clientelar” que empeora los servicios públicos

Larrea destaca que el proyecto “abierto” del PP ofrece “libertad” y “no intervencionismo” a la sociedad vasca

SAN SEBASTIÁN, 27 Mar. (EUROPA PRESS) – El presidente del PP vasco y candidato a lehendakari, Javier de Andrés, ha criticado que “el PNV tiene vampirizada la economía vasca, cobrando impuestos y disponiendo de recursos como no sucede en ningún lugar de España” a través de un “modelo clientelar”, que “no da buenos resultados” a un País Vasco con servicios públicos “peores que en muchos otros lugares” del Estado.

De Andrés se ha manifestado en estos términos en la inauguración de la nueva sede electoral del PP a pie de calle en el Centro de San Sebastián, concretamente en Garibay 7, con el lema ‘Abiertos’ escrito en varios idiomas. En el acto también ha intervenido la presidenta del PP de Gipuzkoa, Muriel Larrea.

El candidato del PP vasco ha señalado que a este nuevo local del partido en la capital guipuzcoana los ciudadanos se van a poder informar sobre el proyecto que presentan los ‘populares’, así como sobre el voto por correo.

De Andrés ha puesto en valor el “proyecto” de su partido que es “muy distinto” a los de las otras formaciones políticas que concurren a las elecciones al Parlamento vasco del 21 de abril. En este sentido, ha señalado que PNV y EH Bildu, por ejemplo, son “un mismo proyecto, con distintas marcas comerciales porque aprueban todo el día lo mismo”.

Así, ha censurado que ahora mismo la coalición soberanista y la formación jeltzale están en una “fingida disputa” sobre el cambio climático y las previsiones en materia energética, cuando ” acaban de aprobar juntos la Ley de cambio climático” y, por tanto, “tienen el mismo modelo energético para Euskadi”, el cual “anticipa y exige a los vascos lo que los demás no van a tener como exigencia”.

“Es decir, ponen unas trabas adicionales a los vascos”, ha añadido. De Andrés ha opinado que PNV y EH Bildu “nos están queriendo engañar”. Por otro lado, ha subrayado que las industrias de Euskadi “son capaces de generar un empleo estable y con una situación económica efectiva de los salarios pues muy elevada”.

No obstante, ha reconocido que la “buena marcha de la economía vasca no es tan bollante como lo fue” y está “perdiendo el peso económico en el conjunto de España”, por lo que “hay que tomar muchas decisiones que cambien esto, porque la evolución no es favorable”. En todo caso ha incidido en que los salarios de los vascos “están en un nivel muy alto”, pero “no nos encontramos lo mismo en los servicios que se prestan” a los ciudadanos.

“Los vascos tenemos que tener unos servicios públicos al nivel en el que está la sociedad vasca, los vascos tenemos que tener unos servicios públicos en el nivel de lo que pagamos por esos servicios públicos, porque es verdad que somos una sociedad que dispone de recursos y que paga muchos impuestos”, ha explicado.

El candidato del PP a lehendakari ha opinado que “no es admisible” que los vascos “seamos los que más pagamos por la Sanidad y sin embargo no tengamos la mejor Sanidad” y lo mismo con la Educación y el resto de servicios públicos que, a su juicio, “están varios escalones por detrás de la economía y de lo que pagamos los vascos por esos servicios”.

“Somos los que más pagamos, somos los que más dinero contribuimos a las arcas públicas, pero estamos muy por debajo en los servicios públicos que recibimos de lo que estamos dando”, ha insistido. Para De Andrés, esto es “una muestra de que lo que se ha hecho no ha funcionado bien” y de que el Gobierno Vasco liderado por el PNV está generando “pérdida de calidad en los servicios públicos”.

“Tenemos a unas empresas, tenemos una actividad económica, tenemos un comercio, tenemos unos profesionales que realmente están vampirizados por el PNV”, ha denunciado, para añadir que esa “vampirización” por parte de la formación jeltzale “de todos los recursos de empresas, comerciantes, profesionales o trabajadores vascos conduce a un modelo que es clientelar y que no da buenos resultados en la economía vasca”.

Frente a ello ha abogado por “elevar los servicios públicos al mismo nivel del coste que están teniendo para todos los trabajadores vascos”. A su juicio, eso es “lo mínimo que sería exigible” y “es el proyecto del Partido Popular”.

De este modo, De Andrés ha ofrecido a la ciudadanía “que los servicios públicos vascos estén al nivel de lo que nosotros estamos pagando, porque somos los que más recursos estamos aportando a las arcas públicas de toda España, y el resultado no es el mismo”.

De este modo, ha abogado por dar “un giro en la política económica” vasca, de manera que no se oriente “al clientelismo, al modelo de vampirización, ni a utilizarlo provechosamente en un objetivo político clientelar, que es lo que ha hecho el PNV”, sino que se ofrezcan “oportunidades” a la industria de Euskadi.

“Tenemos los recursos para poder hacerlo”, ha aseverado, al tiempo que se ha comprometido a “atraer” a más empresas a la comunidad autónoma vasca “con unas ofertas y oportunidades fiscales que ahora mismo no se están haciendo”. “Vamos a dejar de vampirizar a las empresas, a los trabajadores, a los comerciantes, a los profesionales vascos y vamos a elevar el rango y la calidad de los servicios públicos al nivel que corresponde a lo que estamos pagando”, ha incidido De Andrés.

LIBERTAD

Por su parte, la presidenta del PP de Gipuzkoa, Muriel Larrea, ha destacado que el proyecto del PP es “abierto”. “Somos vascos abiertos”, ha incidido. Además, ha reflexionado sobre el hecho de que en el actual contexto, en el que “los imperialismos, los nacionalismos, los sectarismos y los fanatismos están intentando llevarse las libertades por delante”, el PP vasco ofrece “libertad” y “no intervencionismo” a la sociedad.

Para la cabeza de lista del PP a las elecciones del 21 de abril, “la sociedad vasca tiene suficiente fuerza y ha demostrado suficiente confianza y suficiente empuje para tomar sus decisiones como adultos”. “La sociedad vasca es una sociedad madura que ha demostrado una y otra vez su capacidad para tomar sus decisiones”, ha reiterado Larrea.