PP vasco solicita una auditoría externa sobre el control de gasto de Osakidetza

Reclama también un “plan de choque” en Atención Primaria, un plan de reducción de listas de espera y su actualización mensual en la web

VITORIA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) – La portavoz parlamentaria del PP, Laura Garrido Knörr, ha defendido que el Gobierno Vasco “tendrá que hacer una reflexión” sobre la exigencia del euskera en las Ofertas Públicas de Empleo de Osakidetza porque “no se puede poner en un escenario generalizado de falta de profesionales una traba más, para luego contratar profesionales extracomunitarios que no saben euskera”.

“Si hay que eximir el conocimiento del euskera durante un periodo hasta que se arregle la situación de la falta de profesionales, habrá que hacerlo y adecuarlo a la realidad sociolingüística y a los distintos puestos”, ha insistido.

En una rueda de prensa celebrada en la Cámara vasca, Garrido ha presentado las “prioridades” del PP en materia sanitaria. “Euskadi presenta retos y desafíos en muchas materias y problemas sobre los que hay que actuar sin dilación, y uno de ellos es la situación de nuestra sanidad”, ha defendido.

Según ha explicado, las encuestas señalan que “los ciudadanos vascos perciben una falta clara de accesibilidad a los servicios sanitarios que se prestan por parte de Osakidetza” y ha criticado la “falta de personal”, Puntos de Atención Continuada (PAC) “sin médico”, cierre de “servicios esenciales” y el incremento de las listas de espera. “Los ciudadanos vascos hemos perdido calidad asistencial”, ha insistido.

En este sentido, ha recordado que el nuevo lehendakari se ha comprometido a poner en marcha diversas acciones en el ámbito sanitario y, ante este anuncio, el PP se ha preguntado “si realmente la sanidad vasca va a ser una prioridad clara para Pradales y el nuevo gobierno vasco” porque ha criticado que en el primer Consejo de Gobierno se han aprobado nombramientos y la formación de la estructura del Gobierno Vasco, “pero no hemos conocido ni escuchado ninguna medida en el ámbito de la sanidad”.

Tras insistir en que para el PP esta es una cuestión “prioritaria”, ha planteado varias actuaciones que considera “indemorables”, entre las que se encuentra realizar una auditoría externa sobre el control de gasto de Osakidetza.

También ha vuelto a proponer un “plan de choque” para la Atención Primaria dirigido a “paliar el déficit de profesionales”, y un plan de reducción de listas de espera “con líneas de actuación concretas por centros, especialidades y procesos asistenciales con mayores índices de demora”.

DATOS DE LISTAS DE ESPERA

En este sentido, Garrido ha solicitado al Gobierno Vasco la actualización de los datos de las listas de espera en Osakidetza y su remisión al Parlamento Vasco, ya que ha denunciado que “desde el año 2020 esos datos no se han publicado en la web de Osakidetza”.

“Instamos al Gobierno Vasco a que remita mensualmente al Parlamento toda la información disponible en relación a las listas de espera quirúrgicas, diagnósticas y de especialistas, tanto globales como por hospitales y por centro”, ha detallado.

La portavoz popular también ha hecho referencia al pacto por la sanidad anunciado por el lehendakari y ha propuesto “recuperar el espíritu” del documento Osasuna Zainduz (Cuidando la Salud) “aprobado en el año 1993, en un momento clave para la sanidad vasca, para el futuro de Osakidetza y de la sanidad vasca”.

“Podría ser un buen punto de partida. Obviamente hay muchísimos años de diferencia, pero como punto de partida, como documento guía”, ha indicado antes de subrayar que fue “un documento guía que pudo posibilitar abrir puntos de encuentro, no sólo entre los agentes políticos, sino también con agentes sociales y con los profesionales”.

Preguntada por si el PP considera “insuficientes” las medidas anunciadas por parte del Gobierno Vasco, Garrido ha reconocido que “ha habido muchas propuestas” pero “no son novedosas” porque han sido presentadas “por otros grupos con representación del Parlamento Vasco” y ha puesto como ejemplo el “plan de choque en la atención primaria, presentado por el PP y rechazado por PNV y PSE” en la anterior legislatura.

“EL EUSKERA, ABSOLUTAMENTE DETERMINANTE”

Además, ha afirmado que existen “contradicciones” porque Euskadi “se permite el lujo de que el euskera sea absolutamente determinante para acceder a una plaza en Osakidetza, igual que en el resto de la Función Pública, lo que expulsa y no atrae talento”.

“Hay profesionales que se están planteando venir aquí, pero no vienen por la exigencia de euskera a distintos niveles. No sólo a nivel profesional en lo que les puede determinar a la hora de acceder a un puesto en Osakidetza, al final la escolarización de los hijos para los profesionales que vienen de fuera es un problema”, ha asegurado.

Por ello, cree que “no se pueden poner en un escenario generalizado de falta de profesionales una traba más, para luego contratar profesionales extracomunitarios que no saben euskera”. “A los de aquí no les damos las oportunidades de quedarse en su tierra por no acreditar un determinado nivel de euskera que se exige de forma absolutamente desmesurada en relación a otros méritos y a la propia experiencia”, ha criticado.

La parlamentaria del PP ha defendido que el Gobierno Vasco “tendrá que hacer una reflexión, porque se están haciendo ellos mismos trampas al solitario” y ha señalado que esperarán a conocer qué dice el nuevo consejero de Salud sobre esta cuestión, tras subrayar que “no es euskaldun”.

La parlamentaria del PP ha insistido en la necesidad de “revisar la valoración del euskera” para que “no sea determinante a la hora de acceder a una plaza en Osakidetza”.

“Si hay que eximir su conocimiento (en las oposiciones) durante un periodo hasta que se arregle la situación de la falta de profesionales, habrá que hacerlo y revisarlo sin ninguna duda, y adecuarlo a la realidad sociolingüística y a los distintos puestos”, ha defendido.

Garrido ha resaltado que “la revisión hay que hacerla en relación a los perfiles lingüísticos, en relación al euskera como mérito en las OPE, en relación a cómo se valora con la formación y con la experiencia”. “Si queremos atraer profesionales de otros lugares, está claro que es un obstáculo añadido que creo que no nos podemos permitir”, ha zanjado.

Por otro lado, ha reconocido que no cree que “pueda ser fácil buscar consejeros de Salud en Euskadi, teniendo en cuenta los precedentes”, ya que ha recordado que “en los últimos años han pasado varios consejeros por el Departamento de Salud” y “algunos han salido con mucha polémica por las OPE, también por episodios con las vacunaciones irregulares, lo que no ha ayudado a poder tener un liderazgo sólido en las políticas sanitarias en Euskadi”. “Todo eso influirá en que, en un momento complicado para la sanidad vasca, no sea fácil encontrar profesionales”, ha subrayado.

Garrido ha apostado por esperar a conocer el planteamiento del nuevo consejero y ha reclamado la necesidad de “pasar a la acción”. “No podemos perder más tiempo”, ha reiterado antes de criticar que el lehendakari haya esperado a este mes de julio para iniciar la ronda de contactos con los partidos políticos.

Según ha explicado, al PP le habría gustado que se celebrara “antes” porque Euskadi se encuentra en “un momento decisivo” con “problemas, no sólo en el ámbito sanitario, en seguridad, en vivienda, en educación”. “Si uno quiere ensanchar los acuerdos como se nos ha dicho, creo que se ha perdido un tiempo muy valioso”, ha zanjado.

Entradas recomendadas